Primera Parte: Resistencia pasiva

Primera Parte: Resistencia pasiva - image B3-CX137_EDAY27_360RV_20190115172828 on http://adulamcrew.cl

Primera Parte: Resistencia pasiva

El 1º de diciembre de 1955 sucedió el episodio que desencadenaría como una reacción en cadena, “la revolución negra”.

Rosa Park, una joven empleada negra, rechaza ceder su puesto a un blanco en un bus. Es arrestada. Los negros se rebelan con furia, pero Martin Luther King logra calmarlos y persuadirlos para iniciar una “resistencia pasiva”.

Se decide hacer el boicot a los buses. Todos los negros van y vuelven del trabajo viajando a pie. La noticia de la “resistencia negra” se difunde por todo el mundo, y palabras de aliento y ayuda llegan de todas las naciones.

Parece un fuego de paja, pero después de 30, 50 días los negros continúan caminando por las calles de Montgomery.

Los buses amarillos dan vuelta casi vacíos y la compañía que los administra comienza a registrar una perdida cercana a las 40.000 dólares. Los blancos comienzan a asustarse. Han esperado que la lluvia los hará cambiar, pero ha venido y los negros han continuado caminando.

En una turbulencia reunión del consejo comunal el alcalde Gayle decide adoptar mano dura.

26 de enero de 1956 dos policías detienen el auto de Luther King y lo arrestan. Acusación: a conducido a 50 km/h en una calle donde la velocidad máxima es de 40 km/h. le colocan las esposas y lo introducen en un furgón policial.

Nunca había tenido nada con la policía– Escribirá después King-. No sabía que querían de mí. Cuando partió el furgón velozmente comencé a temblar y a orar. Sabía que me podía llevar fuera de la ciudad, darme una lección y dejarme medio muerto al borde de la carretera. Recuperé el ánimo cuando vi un gran letrero luminoso “Prisión de la Ciudad”. Menos mal. La prisión no me asustaba.

La noticia de su arresto, entretanto, había corrido en el ghetto con velocidad del rayo. Una muchedumbre de negros amenazantes y vociferantes circundó la prisión. Los policías quitaron el seguro de sus armas. Había peligro de un momento a otro de que el edificio fuera tomado por asalto.

El jefe de prisioneros tomó el teléfono y llamó al alcalde. Después de un rápido cambio de preguntas y respuestas, el alcalde ordenó: -pónganlo en libertad.

Primera Parte: Resistencia pasiva - image 1135965647_0 on http://adulamcrew.clPrimera Parte: Resistencia pasiva - image 3d6c651allegando_al_juzgado_1000x717 on http://adulamcrew.cl

Fuente: Serie héroes de nuestro tiempo, Editorial Salesiana, “Martin luther King” Martir de los derechos del hombre/ T. Bosco. 2 (Pag. 7-8)

Esta entrada fue publicada en Heroes comunes, Tiempos difíciles. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *